domingo, 19 de diciembre de 2010

Para el 2011 espero


Comparto con vosotros un texto que he escrito.

Alcanzar mi paz interior renunciando a esos deseos personales que van en contra del crecimiento y belleza de este mundo.

Conseguir la libertad sabiendo aceptar la respuesta de la Vida, aunque no entre en mis planes.

No preocuparme por lo que tiene que pasar y vivir cada día sabiendo que la Vida me acompaña siempre.

Que mi vida sea una entrega, no una posesión.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Vive el presente


Comparto con vosotros un texto que he escrito.

El que vive pensando en el pasado no puede avanzar ya que lleva su mochila llena de piedras que lastran su caminar. Piedras de todo aquello que le ocurrió en su vida. El que añora el pasado se queda anclado en él. El pasado, pasado está.

El que vive pensando en el futuro, vive una ilusión permanente y será victima de sus miedos. Miedos que son una proyección imaginaria de aquello que podría ocurrir. Nadie sabe que ocurrirá en el futuro ya que todavía está pendiente de escribir. Fíjate que tanto lo mejor, como lo peor que te ha ocurrido en tu vida no estaba previsto.

La única manera de tener destellos de felicidad en esta vida es vivir intensamente el momento presente con claridad de conciencia. En la medida en que confiamos en nuestro Destino con esperanza, perdemos los miedos que nos lastran en el camino de la vida.

Vive el momento actual, el ahora, y no te preocupes del futuro ya que “siempre nos viene lo que más nos conviene” aunque no seamos capaces de entenderlo ya que nuestros planes personales rara vez coinciden con los que nos tiene reservados la Vida.

No te preocupes, es mejor que El se ocupe.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Mi proyecto de obra social


Después de 21 años de ininterrumpida y ascendente carrera profesional he pasado por un periodo de muchísimos cambios tanto en el terreno laboral como en el personal. Este periodo me ha permitido crecer interiormente y buscar el sentido de mi vida. Tengo muy claro a mis 49 años que voy a cambiar mi trayectoria profesional. A partir de ahora quiero dedicar el resto de mi vida a trabajar en proyectos que ayuden a las personas.

Hace unos meses el Destino me puso en contacto con el Grupo Promotor de la Fundación AGM (Amics de la Gent Major que en valenciano quiere decir Amigos de los Mayores). La Fundación AGM pertenece a la Federación Española Amigos de los Mayores que tiene Fundaciones en Madrid y Barcelona. A nivel internacional está vinculada a la Federación Internacional des Petits Frères des Pauvres con presencia en 8 países.

Me enamoré del proyecto nada más conocerlo ya que su misión es luchar contra la soledad y la marginación de las personas mayores más desfavorecidas mediante la acción de los voluntarios y la sensibilización de la sociedad.

Doy gracias a la Vida por esta maravillosa oportunidad que me ha dado. En nuestra vida podemos elegir libremente el camino por el que queremos ir cuando se nos presentan varias posibilidades. Es nuestra la decisión, y a su vez la responsabilidad que tenemos con el Destino. Yo elegí la opción de un mayor nivel de amor.

El Patronato de la Fundación quiere que aprovechando mis conocimientos y bagaje profesional dirija la Fundación AGM que realizará una gran obra social inicialmente en el área metropolitana de la ciudad de Valencia (España) para más adelante extenderla a toda la Comunidad Valenciana.

Hace unos días se impartieron varios talleres de formación para el voluntariado. Me llamó la atención ver una señora de 75 años. Cuando le pregunté el motivo por el que quería ser voluntaria en nuestra fundación me contesto “No quiero irme de este mundo sin ayudar a los demás”.

En breve llegarán las Navidades. Para muchas personas mayores que viven en soledad serán días tristes. Muy tristes ya que recordarán con añoranza a los seres queridos que han perdido. Pero ahí estaremos nosotros con nuestra campaña de Navidad. Mediante los voluntarios les haremos llegar un regalo que les haga recordar que ellos también fueron pequeños, como todos nosotros, y en su día disfrutaron de una familia que les dio cariño.

Aqui teneis la web de la Fundación AGM por si queréis conocernos

Lo qué hacemos

Si quieres ser voluntario en nuestra fundación

Si quieres contribuir en nuestro proyecto

sábado, 27 de noviembre de 2010

Transforma tu interior y cambiará el mundo


Comparto con vosotros un texto publicado por Emma García en su blog coachemmagarcia.wordpress.com

El mundo necesita caridad, compasión, bondad, generosidad… Aunque si miramos alrededor vemos desorden, desequilibrio, desesperanza… Y entonces sentimos la necesidad de hacer algo, de actuar contra la injusticia, contra el orden social o contra el abuso de los recursos naturales.
 
Cuando ocurre alguna tragedia natural nos une la solidaridad, y cuando vemos alguna barbarie nos desgarramos en grupo las vestiduras. Podemos y debemos luchar contra la violencia de cualquier índole, física o verbal, de género, raza o ideológica, contra las guerras y la pobreza; o manifestarnos a favor de la paz, de las especies en extinción o luchar contra el cambio climático.

Todo es válido y necesario, aunque insuficiente. Es indispensable para lograr un futuro mejor trabajar en pos del ser humano, desarrollar todo el potencial que tenemos las personas. Para construir sociedades sobre individuos éticos se hace preciso procurar una educación en fuertes valores morales con grandes principios arraigados.

Es prioritario mirar hacia el interior de cada cual, trabajar la introspección para elevar nuestro auto-conocimiento, para tomar conciencia de nuestro lugar en el mundo, como seres únicos y unidos.

Cada uno somos el mundo, capaz de albergar todo aquello que la humanidad reclama. Desarrollar nuestro máximo potencial depende de nosotros.

Cuando seamos capaces de transformarnos interiormente seremos capaces de mejorarlo todo alrededor. Cuando cambiemos a mejor individualmente cambiará a mejor la vida en el planeta inexorablemente.

Es la suma de personas buenas lo que hace un mundo bueno, por tanto ser mejores personas nos ayudará a mejorar nuestro entorno. Dejemos de juzgar al prójimo por lo que pensamos que hace mal o por lo que creemos que debe hacer.

El trabajo empieza por ti, busca en tu interior lo que necesitas sembrar. Mira quién eres y modela quién puedes llegar a ser.

sábado, 20 de noviembre de 2010

La vida es pérdida y la pérdida es vida


Comparto con vosotros fragmentos del libro Lecciones de vida de Elisabeth Kübler-Ross y David Kessler.
 
“A la larga perdemos todo lo que poseemos, pero lo que importa en definitiva no se pierde nunca”

“Nuestras casas, coches, empleos y dinero, nuestra juventud e incluso nuestros seres queridos sólo los tenemos en préstamo”

“Nuestra realidad aquí no es permanente, ni tampoco lo que poseemos. Todo es temporal”

“Pero la aceptación de esta verdad no tiene por qué entristecernos. Por el contrario, puede proporcionarnos la capacidad de valorar mejor la infinidad de experiencias y cosas maravillosas que tenemos durante el tiempo que permanecemos aquí”

“Cuando experimentamos una pérdida también experimentamos que los que amamos cuidan de nosotros en tiempos de necesidad”

“La pérdida es un agujero en el corazón. Pero es un agujero que inspira amor y puede contener el amor de los demás”

“Finalmente aprendemos que no es bueno intentar conservarlo todo. Y tampoco lo es tratar de evitar la perdida”

“Es habitual que en el transcurso de la vida combatamos la pérdida y le opongamos resistencia, sin entender que la vida es pérdida y la pérdida es vida; la vida no puede cambiar y nosotros no podemos crecer sin pérdida”

“Si estas sufriendo una gran pérdida, es sólo porque la vida te ha colmado de grandes bendiciones”

“Las cinco etapas –que describen el modo en que reaccionamos a todas las pérdidas, no sólo a la muerte- pueden aplicarse a todas nuestras pérdidas en la vida, sean grandes o pequeñas, permanentes o temporales y son: negación, ira, pacto, depresión y aceptación”

“Lo que uno siente cuando pierde a alguien o algo es justamente lo que debe sentir”

“Aunque no recuperes lo que has perdido, puedes sanar. Y, en un determinado momento de tu viaje por la vida, veras que esa persona u objeto cuya pérdida lamentabas no te perteneció como creías. Y comprenderás que, de algún modo, siempre las tendrás”

“La pérdida es una de las más difíciles lecciones que nos presenta la vida”

“Es mejor haber amado y perdido lo que amas que no haber amado nunca. Y la verdad es que rara vez cambiaríamos la experiencia de tener a nuestros seres queridos y luego perderlos por la de no haberlos tenido nunca”

“Los que sufren pérdidas, con el tiempo se vuelven más fuertes, más íntegros”

“Cuando perdemos las posesiones de la vida, una vez superada la aflicción descubrimos que somos más libres y comprendemos que nuestro destino era viajar por este mundo ligero de equipaje”

“Cuando nos une la experiencia de pérdida, nos preocupamos por los demás y los percibimos de un modo nuevo y más profundo”

“Sólo la incertidumbre de si habrá o no una pérdida es tan difícil como ésta. La vida nos obliga a veces a vivir en un limbo, sin saber si sufriremos o no una pérdida”

“Todos nuestros dones son temporales. Y, al decir adiós a todas las cosas, encontramos algo en nuestro interior que nunca se pierde”

“Cada uno experimenta sus pérdidas en su propio tiempo y manera”

“No podemos escapar del pasado. El sufrimiento del pasado suele quedar en suspenso hasta que estamos preparados para descubrirlo”

“Debemos tomar tiempo para lamentar y experimentar nuestras pérdidas”

“Nadie puede decirnos que ya deberíamos haber sanado, o que el proceso va demasiado rápido. El dolor siempre es personal. Mientras sigamos avanzando en la vida y no nos atasquemos, estamos sanando”

“Nadie conoce el futuro. Y, por mucho que lo queramos, no podemos evitar la pérdida, no podemos crear una situación libre de pérdidas”

“La pérdida suele ser una iniciación a la edad adulta. La pérdida nos hace hombres y mujeres auténticos”

“La pérdida es un derecho de paso. Atravesar el fuego para cruzar hacia el otro lado de la vida”

“Atravesamos el fuego y eso nos cambia. Algo sale renovado del fuego, un diamante que ya no es un trozo de roca”

“Pasos para sanar una pérdida:
            - Siente y reconoce la pérdida cuando estés preparado.
            - Deja que la gracia de la negación haga su trabajo; y recuerda que percibirás tus sentimientos cuando sea el momento apropiado.
            - Descubrirás que el único camino para salir del dolor es a través del dolor. Lo entenderás cuando estés preparado para ello.
            - Muchas veces comprender la pérdida lleva años, no días o meses.
            - Descubrirás que puedes aceptar un mundo en el que ha ocurrido la pérdida”

“Incluso sumidos en nuestra más profunda sensación de pérdida, sabemos que la vida continua”

“Tal vez la única certeza acerca de la pérdida es que el tiempo lo cura todo”

“Lo que realmente importa es eterno y es nuestro para siempre. El amor que hemos sentido y el amor que hemos dado nunca se pierde”

sábado, 13 de noviembre de 2010

Quiero


Comparto con vosotros un fragmento del libro Cartas para Claudia de Jorge Bucay

"Esta es mi manera de definir el amor entre dos amigos, el amor entre  hermanos, el amor entre padres e hijos, el amor en una pareja, el amor...

Quiero que me oigas sin juzgarme.

Quiero que opines sin aconsejarme.

Quiero que confíes en mí sin exigirme.

Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí.

Quiero que me cuides sin anularme.

Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí.

Quiero que me abraces sin asfixiarme.

Quiero que me animes sin empujarme.

Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí.

Quiero que me protejas sin mentiras.

Quiero que te acerques sin invadirme.

Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten.

Quiero que las aceptes y no pretendas cambiarlas.

Quiero que sepas que Hoy cuentas conmigo...sin condiciones."

sábado, 6 de noviembre de 2010

Las relaciones


Comparto con vosotros fragmentos del libro Lecciones de vida de Elisabeth Kübler-Ross y David Kessler.

“Las relaciones nos ofrecen las mayores oportunidades para aprender lecciones en la vida, para descubrir quienes somos, lo que tenemos, de donde proviene nuestra fuerza y el significado del verdadero amor”

“Ninguna relación es insignificante o accidental. Todo encuentro, reunión o intercambio con alguien, desde la pareja a una anónima operadora telefónica, ya sea breve o profunda, positiva, neutral o dolorosa, es significativa”

“Cada relación es potencialmente importante, ya que incluso el encuentro más trivial con un extraño que pasa a nuestro lado puede enseñarnos mucho sobre nosotros mismos”

“Cada persona que conocemos tiene la posibilidad de impulsarnos a la felicidad, a un cálido lugar de la mente, o a un lugar de lucha e infelicidad. Todas ellas tienen la posibilidad de proporcionarnos un gran amor y grandes relaciones donde menos esperamos encontrarlas”

“Las relaciones no pueden darnos estabilidad ni lo harán”

“Si has sido una persona soltera desdichada, serás un cónyuge desdichado”

“No siempre reconocemos el amor porque lo encasillamos en categorías, y creemos que el amor romántico es la única clase de amor verdadero”

“En vez de intentar encontrar a alguien a quien amar, hagámonos mas dignos de ser amados”

“Al igual que los diamantes en un tambor, unos a otros nos pulimos las aristas en las relaciones”

“Creemos que cuando cambiemos a la otra persona o la relación, tendremos la pareja perfecta y seremos felices. Eso es mentira”

“Con demasiada frecuencia preferimos deshacernos de nuestras parejas, en vez de deshacernos de los problemas. Estas parejas nos ofrecen una oportunidad única para ver nuestros problemas y a nosotros mismos. Eso no significa que haya que soportar una relación violenta. Pero, antes de abandonar a tu pareja, pregúntate si el problema está en ella, en la relación, o en ti”

“Permanecemos en las relaciones que no funcionan por dos razones. Primera, porque esperamos que cambien y, segunda, porque nos enseñaron que todas las relaciones deberían salir bien”

“Hemos de dejar que las personas sean como son. Si se van, tal vez es porque tenían que hacerlo”

“La duración de una relación, o la forma en que termina no es nunca errónea. Simplemente es parte de la vida. En última instancia, hemos de saber ver si una relación ha llegado o no a su fin, y, si ése es el caso, encontrar la mejor manera de terminarla”

“La realidad es que las relaciones son perfectas y nos sanan aunque sólo duren seis meses. Cumplen la función que debían. Cuando ya no son necesarias, se acaban porque su objetivo se ha cumplido”

“No hay errores en las relaciones; todo se desenvuelve como debe ser”

viernes, 29 de octubre de 2010

La auténtica felicidad está dentro de nosotros mismos.


Comparto con vosotros fragmentos de un reportaje publicado en el diario El País.

"Si tu objetivo es el amor, tu resultado será la felicidad"

“lo importante no es qué pueden hacer los demás por nosotros, sino qué podemos hacer nosotros por los demás"

“La vida es tan sabia y generosa que no nos da lo que queremos, sino lo que necesitamos para aprender a ser felices por nosotros mismos. Además, si encuentras el bienestar dentro de ti, todo lo demás viene por añadidura”

“En vez de ponernos a la defensiva, podemos adoptar una actitud más humilde y madura, basada en el reconocimiento de que no sabemos y de que estamos abiertos a aprender. Asumir la propia ignorancia es un trago amargo, pero necesario para poder crecer y evolucionar como seres humanos”

“Sobrevivir a esta grave enfermedad me transformó. Me hizo ver la vida como un regalo. Cambié mi escala de valores y prioridades. Abandoné el control y me permití ser diferente”

“Me he dado cuenta de que las cosas esenciales de la vida son las que no se ven, pues tan solo pueden sentirse cuando vivimos conectados con nuestro corazón”

“La felicidad no tiene nada que ver con lo que tenemos ni conseguimos. De ahí que jamás la encontraremos en la posesión de bienes materiales ni en la consecución de logros profesionales. La auténtica felicidad está dentro de nosotros mismos. El reto es aprender a conectar con ella”

“La paradoja es que tenemos más riquezas que nunca, pero somos mucho más pobres. Prueba de ello es que el vacío existencial se ha convertido en la enfermedad contemporánea más extendida, y el Prozac y el Tranquimacín, en dos compañeros de viaje de muchos españoles”

“Al guiarnos por una serie de creencias erróneas -como que nuestra felicidad depende de algo externo-, dedicamos casi todo nuestro tiempo, dinero y energía a conseguir todo tipo de metas y objetivos, desatendiendo nuestro mundo interior”

“Aquello que no somos capaces de aceptar es la única causa de nuestro sufrimiento”

“La felicidad está relacionada con la aceptación de la realidad; con confiar en la vida, sacándole siempre la lección de aprendizaje y de superación personal que se esconde detrás de cualquier situación que nos toca afrontar”

“El secreto de la felicidad reside en la conquista de nuestra responsabilidad y libertad personales, pues podemos ser dueños de la actitud que tomamos frente a nuestras circunstancias”

“La vida recompensa a quienes hacen las paces con su pasado”

“Nuestro mayor enemigo para ser felices es nuestro egocentrismo. Es decir, querer que la realidad se adapte constantemente a nuestros deseos y expectativas”

“Nuestras emociones, sentimientos y estados de ánimo no tienen tanto que ver con lo que nos pasa, sino con la interpretación que hacemos de lo que nos pasa”

“Cuando aceptamos que somos los únicos responsables de nuestro sufrimiento, nos damos cuenta de que podemos dejar de herirnos, cambiando nuestra manera de pensar y de relacionarnos con nuestras circunstancias”

“El secreto de la felicidad consiste en valorar tu vida tal como es”

“He aprendido que la felicidad -quizá provocada por una sustancia llamada oxitocina- consiste en apreciar las pequeñas grandes cosas que nos pasan cada día”

"La felicidad no está relacionada con lo que hacemos ni con lo que poseemos. Sobre todo porque no tiene ninguna causa externa: es nuestra verdadera naturaleza"

“Somos felices cuando nos aceptamos tal como somos y sentimos que no nos falta de nada, una percepción subjetiva que está muy vinculada con nuestro estado de ánimo"

“El bienestar profundo y duradero que todos anhelamos surge como consecuencia de relajar la mente y conectar con el corazón”

“Cuando eres feliz surge la vocación de hacer felices a los demás”

“Cuando cambias tú, cambia todo lo demás”

“No hay mayor experiencia de felicidad que la que podemos sentir cada uno cuando fluimos con el momento tal y como es”

“La felicidad no es una meta a conseguir, sino un camino a recorrer”

viernes, 22 de octubre de 2010

Amor incondicional


Comparto con vosotros fragmentos del libro Lecciones de vida de Elisabeth Kübler-Ross y David Kessler.

“El amor, eso que tanto nos cuesta describir, es la única experiencia verdadera, real y perdurable de la vida”

“Es la fuente de la felicidad, la energía que nos conecta y que vive en nuestro interior”

“Es lo único que realmente podemos dar. En un mundo de ilusiones, un mundo de sueños y vacío, el amor es la fuente de la verdad”
 
“Incluso el amor dentro de la familia y entre amigos se basa en expectativas y condiciones. Inevitablemente, estas expectativas y condiciones no se cumplen, y los detalles de la vida real se convierten en la urdimbre de una pesadilla. Nos vemos envueltos en amistades y relaciones sin amor”

“Casi todos queremos amor incondicional, un amor que existe por ser quienes somos, más que por lo que hacemos o dejamos de hacer. Si tenemos suerte, mucha suerte, tal vez lo hayamos experimentado durante breves minutos en la vida”

“Nos cuesta amar a la gente tal como es. Es casi como si buscáramos excusas para no amar a los demás”

“Sólo podemos encontrar paz y felicidad en el amor cuando eliminamos las condiciones que ponemos a nuestro amor por los demás. Y generalmente a los que más amamos les imponemos las peores condiciones”

“Una de las pocas áreas donde realmente encontramos amor incondicional es en nuestros hijos cuando son muy jóvenes. No les importa nuestro tiempo, nuestro dinero o nuestros logros. Simplemente nos aman”

“Uno de los mayores obstáculos para dar amor incondicional es nuestro miedo a que el amor no sea recíproco”

“Cuando sientes que no te aman, no es porque no recibes amor, sino porque no lo das”

“No importa quiénes somos, ni qué hacemos, cuánto dinero ganamos, a quién conocemos: todos podemos amar y ser amados”

“El amor es lo que da a nuestros días su profundo significado, es aquello de lo que realmente estamos hechos”

sábado, 16 de octubre de 2010

El riesgo de no cambiar


Comparto con vosotros un texto publicado por Emma García en su blog coachemmagarcia.wordpress.com

Habitualmente las personas nos resistimos a los cambios. Es porque nos sentimos segur@s siendo lo que somos y hacemos lo que hacemos en la vida que estamos viviendo. Aunque no nos guste, porque detestemos nuestro trabajo, o sobrellevemos una aburrida relación, o no soportemos nuestro sucio o ruidoso barrio. 

Todo esto forma parte de la vida que estamos acostumbrados a vivir. Nos quejamos pero no hacemos nada para modificar la situación. Nos creemos víctimas de las circunstancias. Una víctima carece de poder sobre sí misma, le ha cedido el control libre o involuntariamente a un tercero. A veces eso resulta cómodo, y nos atrapa en nuestra zona de confort.

El caso es que cuando pensamos en cambiar nuestra realidad, nuestra asustada mente racional enseguida nos manda mensajes sobre todos los riesgos que conlleva salirse de la zona de confort para adentrarse en terreno desconocido. 

Y si no lo hace nuestro pensamiento ya se ocupa de ello nuestro entorno.

¿Y si dejas el trabajo y no encuentras otro?
¿Y si tu próximo jefe es todavía peor?
¿Y ni no funciona ese negocio y te arruinas?
¿Y si no encuentras lo que necesitas?
¿Y si te dicen que no?
¿Y si dejas a tu pareja y te quedas sol@ el resto de tu vida?
¿Y si no le gustas a nadie? 

Todos esos “y si…” tienen la misión de hacernos ver el lado negativo del cambio, para así mantenernos dentro de nuestra área de comodidad. Nos auto convencemos de que esas reflexiones son prudentes y necesarias para medir los riesgos. 

Pero ¿acaso has valorado el lado positivo del cambio? ¿Has pensado que las cosas pueden salirte bien?

Sin embargo, a veces los riesgos de no cambiar son mucho mayores a los de cambiar. 

¿Te has planteado las consecuencias emocionales de seguir con el trabajo que aborreces, o si continúas con esa mortífera relación, o si no emprendes aquel negocio que te han propuesto, o pierdes aquel tren? 

En igual medida continuar con los malos hábitos que dices que no puedes dejar tiene peores consecuencias que ponerte manos a la obra para combatirlos y transformarlos en buenos hábitos. 

¿Cómo envejecerá tu cuerpo si no mejoras tu estilo de vida actual? 
¿Cómo garantizarás tu bienestar y el de tu familia si no reinventas la forma de ganarte la vida? 
¿Cómo mantendrás tu estado mental positivo si sigues pensando en negativo?

Vivimos en una sociedad que parece estar en estado de pausa, aletargada por su propia condición, esperando a que pase el temporal. 

Mientras tanto, nos aferramos a nuestra vida de siempre, a nuestros hábitos adquiridos, a nuestras mismas ideas y a nuestras propias limitaciones. 

Las oportunidades de hacer algo diferente y ser proactiv@s pasan a diario por nuestras vidas. Solo tienes que tener la mente abierta para verlas

Seguramente muchas de las cosas buenas que puedan ocurrirte ni siquiera te las imaginas, porque aún no las conoces. Las nuevas oportunidades nos las entiendes porque te son desconocidas, por eso las dejas a pasar sin pensártelo dos veces. 

Si no te arriesgas a conocer otras formas de vivir, de ganarte la vida o de relacionarte, tienes muchas posibilidades de estancarte y de bloquearte. 

Has de dejar que la vida fluya a tu alrededor, no te resistas al cambio. Inclusive si las cosas te van bien, pues los cambios son refrescantes. Ya lo dice el refrán, renovarse o morir.

viernes, 8 de octubre de 2010

Autenticidad


Comparto con vosotros fragmentos del libro Lecciones de vida de Elisabeth Kübler-Ross y David Kessler.

“Para conocernos y ser auténticos con nosotros mismos, para descubrir lo que queremos hacer y lo que no, necesitamos comprometernos con nuestras propias experiencias”

“Todo lo que hacemos debemos hacerlo porque nos produce alegría y paz, desde el empleo que tenemos hasta la ropa que usamos”

“Si hacemos algo para aparentar respetabilidad a los ojos de los demás, no estamos viendo el valor que hay en nosotros”

“Es sorprendente hasta qué punto vivimos mucho más por lo que debemos hacer que por lo que queremos hacer”

“De vez en cuando, cede ante un impulso que habitualmente reprimirías, intenta hacer algo “excepcional” o nuevo. Tal vez aprendas algo sobre quién eres”

“Dentro de todos nosotros existe un potencial de bondad inimaginable, la capacidad de dar sin esperar recompensa, de escuchar sin juzgar, de amar incondicionalmente”

“Ese potencial es nuestro objetivo. Si lo intentamos, podemos acercarnos a él, poco o mucho, cada minuto del día”

“Muchas personas, afectadas por una enfermedad y deseando acercarse a los demás, se han abierto paso hacia su propio crecimiento. Sienten el impulso de terminar sus asuntos inacabados”

“Ser quienes somos significa rendir honor a la integridad de nuestra esencia humana. A veces eso abarca esas partes oscuras de nuestro ser que con frecuencia tratamos de ocultar”

“Solemos creer que sólo nos atrae el bien, pero en realidad lo que nos atrae es lo autentico”

“Nos gusta la gente que es real, más que los que ocultan su verdadero ser bajo capas de refinamientos artificiales”

viernes, 1 de octubre de 2010

Libérate de tus miedos


Comparto con vosotros parte de la entrevista realizada en 1989 por Kay Allison a Elisabeth Kübler-Ross publicada en su libro Conferencias – morir es de vital importancia.

"Has de pasar por las muelas de pulir de la vida"

"Cuando la vida te pasa por muelas de pulir, tienes una elección de salir aplastado o pulido. Y si sales pulido entonces la vida te pasa por otras muelas de pulir, hasta que seas un diamante"

"No deseo que la gente tenga que pasar por las tempestades de la vida pero, desgraciadamente, no aprendemos las cosas cuando todo es fácil y va bien. Así que a veces hasta le he dicho a un paciente “no serías empujado a través de las muelas de pulir si no fuera por un propósito”

"Has de ver que estas cosas no ocurren como un castigo de Dios"

"La única manera de que por fin podamos aprender humildad, compasión, compresión, es a través de las tragedias. No lo hemos aprendido de ninguna otra manera y hemos tenido miles de años de posibilidades, no los hemos aprovechado"
 
"Si basas tus elecciones en el miedo, te destruirá. Debes liberarte de tus miedos y aprender qué es el amor, no amor de irse a la cama con alguien, no amor de “te quiero si me compras un abrigo de pieles”. Porque esto no es amor, Amor sin anzuelos (ganchos), sin ataduras, sin condiciones"

"No hace falta ser rico, no tienes que ser listo y tener un doctorado, todo lo que tienes que tener es corazón"

domingo, 26 de septiembre de 2010

La vida después de una ECM (Experiencia Cercana a la Muerte)


La gran mayoría de las personas que han pasado por una ECM (Experiencia Cercana a la Muerte) cambian su comportamiento y el sentido de sus vidas.

Comparto con vosotros un fragmento del libro "El caso de Vida después de la Muerte" de Víctor Zammit en el que Cherie Shuterland después de entrevistar a 50 personas que habían sobrevivido a una ECM identificó los efectos que se habían producido en sus vidas que constituyen un despertar generalizado de las capacidades potenciales superiores del ser humano.

Efectos en la vida después de una ECM

• Creencia universal en la vida póstuma.

• Una proporción elevada (80%) que creen en la reencarnación.

• Ausencia total de temor a la muerte.

• Cambio dramático de la religión organizada a la práctica espiritual.

• Un aumento estadísticamente significativo de la sensibilidad psíquica.

• Visión más positiva de sí mismo y de los demás.

• Aumento del deseo de estar solo.

• Aumento del sentido de voluntad.

• Falta de interés en el éxito material, unido a un marcado aumento en el interés del desarrollo espiritual.

• El cincuenta por ciento experimentaron mayores dificultades en sus relaciones intimas, como resultado del cambio de prioridades.

• Aumento, en el sentido de cuidar su salud.

• La mayor parte pasó a tomar menos alcohol.

• Casi todos dejaron de fumar.

• La mayor parte dejó de usar medicinas de la industria farmacéutica.

• La mayor parte pasó a ver menos programas de televisión.

• La mayor parte leyó menos diarios.

• Aumento del interés por las curas alternativas.

• Aumento del interés en aprender y en el auto desarrollo.

• El 75% experimentaron un gran cambio en sus carreras hacia áreas en las que se ayuda a los demás.

Si el tema os interesa, podéis leer más sobre ECM en la siguiente entrada:

viernes, 10 de septiembre de 2010

Despierta y brilla


Comparto con vosotros un texto de mi amiga Mary Bonilla Bisbal.
 
Despierta y brilla

Escúchame tú, hermosa alma viviente.
Tú que estás sola y angustiada. Que ya no crees en nada, ni nadie.

¿Crees que la vida te olvidó?. No, eso es imposible, eres parte de ella. Tú y todos los demás seres que ves diariamente en tu camino.

Todos somos uno. Somos parte y somos el Todo. Estamos interconectados. Somos todos iguales. Todos amados por EL Todo que nos creó.

Somos semillas plantadas en este planeta para cumplir una misión: crecer y florecer, a pesar de tantas adversidades.

¿No florece una bella rosa en medio de tantas espinas? Y se abre a la vida cumpliendo su propósito: brindar su extraordinaria belleza  y su embriagador perfume al mundo.

Sin embargo, antes tuvo que luchar con fuertes y ariscos vientos, crueles tormentas, y piedras que dañaban sus raíces impidiendo su crecimiento. Y otras dificultades que, valiéndose de su fuerza interior, pudo superar.

Tú también puedes hacerlo. Busca tu fortaleza en tu interior.

Sal de ese laberinto de recuerdos oscuros y dolorosos donde te perdiste.

Anda, ven. No temas. La vida te espera para llenarte de luz. Ten confianza.

No estás sola. Recuerda: Todos somos uno. Estamos conectados por el Amor Universal.

Deja atrás el pasado. Ya no está. Ya pasó. Y el futuro aún no llega, y ¿sabes qué? Tú puedes hacer que sea hermoso.

Aquí y ahora estás tú, y tu corazón lleno de amor. “Camina, salta, corre, baila… llena tu cuerpo de música, y vibra al compás de las esferas.

Ama, y tendrás fuerzas, y tendrás entusiasmo. Llénate de esperanza.

Que tu risa se una al eco de otras risas. Y tu canto resuene en las montañas. Ellas lo elevarán al cielo.

Libérate del miedo, es un candado que tú mismo te pusiste.

La angustia, el dolor, la amargura, el enojo, y otras falsas creencias de tu mente, son esas piedras que dañan nuestras raíces para entorpecer nuestro crecimiento. Date cuenta. Sólo el amor es bueno.

Cierra tus párpados y abre tu corazón. Palpita, escucha tu silencio. Es sanador.

Deja que entre la luz a tu alma. Abre los brazos y vuela…

Despierta de ese adormecimiento que te impusieron. Vive el amor y perdona. Esa es tu misión. Siéntela. Abrázala. Y tu vida reverdecerá en capullos nuevos.

DESPIERTA Y BRILLA con tu luz propia .Ábrete como la rosa y brinda el perfume de tu amor hacia ti y hacia todo. Todos somos uno.

Ten presente que nunca estás sola. Déjate llevar… Hay un faro en tu camino. Y da gracias por existir.

No te olvides de amar, de soñar, de confiar, perdonar y agradecer, todos los días de tu vida.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Pasar página


Comparto con vosotros un texto de Joaquín Tamames.

Pasar página significa ver todo con otros ojos, rompiendo patrones de pensamiento cristalizados y también caducos; significa mirar al otro como si fuera la primera vez; significa redescubrir muchas cosas: la belleza del amanecer y del anochecer, el cielo azul, el sol que nos calienta, el bellísimo contraste de la naturaleza bañada por el sol, el heroísmo que existe en el mundo (si, es cierto que hay mucha traición, pero también hay innumerable nobleza y heroísmo).

Significa decirse a uno mismo: el mundo comienza hoy, mi nueva vida comienza ahora, el futuro es una página abierta, llena de potencial. Decirse a uno mismo: el equilibrio, la calma, la ecuanimidad, sólo dependen de mi. Decirse a uno mismo: no importa que haya pasado de los cincuenta o de los sesenta o de los setenta, pues la vida empieza ahora, en toda su dimensión y belleza, como un milagro que se recrea cada vez.

Pasar página requiere dar la espalda a todo lo que atasca. A las murmuraciones y rumores, a las maledicencias, a las conversaciones vanas y estériles, a las actividades que no aportan nada al alma, a todo aquello que niega nuestra realidad superior, nuestro ser, y en cambio abona nuestra personalidad, nuestro ego, cuyas manifestaciones más zafias son realmente zafias.

Significa no recrearse en aquel o en aquella que nos hicieron daño, sino simplemente entender que aquel daño fue fruto de su ignorancia o de la nuestra, merecedora de compasión, pues todo vuelve, sin remisión.

Significa empezar a entender nuestra doble realidad como alma y personalidad, que necesitan ser integradas aquí en esta vida, para lo cual no tiene sentido renunciar a la materia (que es nuestro vehículo) sino habitarla en el mayor equilibrio para que algún día el espíritu se manifieste pleno también aquí en la tierra.

Significa intentar huir de todo lo que contamina y emborrona, de lo que nos densifica, de todo aquello que nos ata a la tierra sin permitir que despleguemos nuestra capacidad innata.

Pasar página significa superar el pasado. Es fundamental superarlo para no seguir atascados. Hay que retener las enseñanzas del pasado para no tropezarse de nuevo en la misma piedra, pero es muy importante arrinconar definitivamente las injusticias, cuitas, infidelidades que hemos recibido y que también hemos emitido al lugar de nuestra mente en el que deben estar: desde luego no en primera línea, prontas a ponerse en la mesa. Y si el pasado se recrea, que sea con la máxima limpieza y ecuanimidad: para proponer justicia y nunca venganza o revancha. Como ejercicio higiénico para poder empezar de nuevo.

Estamos viviendo los hermosos días del verano, los más largos del año, que nos regalan sus calores y sus brisas, sus cielos despejados y generosos. Muchos de estos días los perdemos en insultos, en ofuscaciones y odios.

Este escape energético es un desperdicio colosal y somos los primeros damnificados. Nos autolesionamos de continuo. No tiene ningún sentido. Por eso es tiempo de mirar adelante sin engancharse en el pasado, en todos los ámbitos, para escribir en un papel limpio y blanco, intentando que sea con buena letra y la mejor disposición.

Todos y cada uno de nosotros necesitamos pasar una o muchas páginas. Esto requiere valentía y desapego. Pero es el único camino para empezar a vivir despiertos, desde la mayor consciencia. Y estar despiertos significa aumentar nuestra capacidad de percepción para ver más allá de lo aparentemente visible. Supone empezar a escuchar y entender otros mensajes que proceden de un mundo mucho más sutil. Y supone también que somos responsables de la energía que emitimos y que tenemos que estar a la altura de los tiempos.

Leo en “las hojas del jardín de Morya” acerca de las páginas que nos depara el futuro, y con esa idea presente en la cabeza empiezo este día lleno de posibilidad y de armonía con ese hermoso objetivo de trabajar en sosiego y en paz.

jueves, 26 de agosto de 2010

Tienes derecho, pero no debes olvidar


Comparto con vosotros el texto adaptado de un autor desconocido.

Tienes derecho a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad de nadie.

Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearle mal a las demás personas.

Tienes derecho a caer, pero no debes quedarte tirado en el suelo.

Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.

Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de ti mismo.

Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones de jóvenes emprendedores.

Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir jamás que se convierta en costumbre.

Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento pasado.

Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.

Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar jamás el presente.

Tienes derecho a buscar tu superación personal, pero no debes olvidar tus valores morales.

Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.

Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho inalienable con ser mediocre ó conformista en la vida.

Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar nunca compartir con los menos afortunados en la vida.

Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.

Tienes derecho a la justicia, pero no debes confundirla con la venganza.

Tienes derecho a violentarte, pero no debes dejar de ser cortés.

Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes nunca cimentarlo en un hoy fraudulento.

Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante con ninguna persona.

Tienes derecho a soñar y enseñar a otros a soñar con un mundo mejor y solidario.

En definitiva: Mi libertad termina donde empieza la de los demás

jueves, 19 de agosto de 2010

Pequeñas alegrías


Comparto con vosotros un texto publicado por Maite en su blog deldoloralafelicidad.blogspot.com

Hoy una frase de Li Tai-Po (poeta chino):
 
El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas

Pocas personas tienen el arte de distinguir las pequeñas alegrías de las que está llena la vida. Siempre nos fijamos más en todas las cosas negativas que en las positivas, ya que no valoramos las pequeñas cosas que nos rodean que nos pueden aportar felicidad.

Quién, en este momento en el que se encuentra el mundo, es capaz de sentir felicidad con un bello amanecer, con el cantar de un pájaro, con la dulce sonrisa de un niño, con andar descalzo en un césped mojado, con pasear por la orilla de la playa acompañado de la luz de la Luna y un manto de estrellas...

Si nos parásemos un momento a buscar en nuestro interior todas las cosas que nos pueden aportar pequeñas alegrías, alucinaríamos con el número tan grande que seríamos capaces de encontrar en nuestra alma.

Por esta razón, creo que es realmente importante no parar de buscar en nuestro caminar, todas esas pequeñas cosas que nos pueden aportar felicidad.

Recordemos siempre que el mundo está lleno de pequeñas alegrías y que el verdadero arte está en saber distinguirlas.

viernes, 13 de agosto de 2010

Caminar por la vida


Comparto con vosotros un artículo de Emma García publicado en su blog coachemmagarcia.wordpress.com

Cuando nos disponemos a emprender un viaje lo primero que acordamos es el destino. Llegar a algún lugar es por tanto el sentido de cualquier desplazamiento.

¿Qué sentido tendría conducir nuestro coche sin saber a dónde ir, o subirse a un avión que no sabemos a dónde vuela? Ninguno, pues incluso cuando vamos a la aventura planificamos nuestra ruta.

Todo viaje tiene un destino. La vida es un viaje, y como tal ha de tener un rumbo, un por qué y un para qué. En definitiva es un viaje que requiere un corazón peregrino, un corazón que busca porque tiene sed, que está abierto a lo nuevo y que es dócil para confiar en su propio destino.

Pero resulta que la mayoría de las personas no saben hacia dónde van sus vidas, simplemente se dejan llevar. Y esto ocurre porque han apagado la llama de su pasión a base de una educación castrante  y de unas creencias limitadoras.

Entonces la sed de nuestro corazón se calma momentáneamente con diversos placeres que acallan transitoriamente nuestros sentidos, y dejamos de confiar en la Providencia para convertirnos en presas del miedo a lo desconocido. Entonces nos acomodamos y dejamos de caminar. ¿Quién querría subirse a un tren sin maquinista?
 
Sin embargo, algo en nuestro interior nos incita a seguir avanzando en un viaje interior hacia nosotros mismos. Solo así podemos encontrar la alegría y la dicha. A veces, necesitamos recorrer un camino real para entender con esta metáfora lo que significa el viaje de la vida.

Por eso, muchas veces surge en el ser humano la necesidad de peregrinar. En estos días, todos los caminos que llevan a Santiago de Compostela están repletos de jóvenes peregrinos (entre ellos mi hija), que buscan en mayor o menor medida un sentido a sus vidas, un diálogo consigo mismos, un billete hacia la felicidad.

En ese recorrido, más o menos largo, descubrirán que la meta es el encuentro. Algunos encontrarán lo que necesitan, otros no, pero seguro todos encontrarán su espíritu peregrino.

Un espíritu austero y generoso. También se darán cuenta que no peregrinan en solitario, que a su lado caminan otras personas que como ella se dirigen al mismo destino. En el camino surgirán malestares físicos, algunas ampollas, quizás agujetas o quemaduras por el sol, incluso sed y hambre… y sobre todo cansancio.

A veces les pesará demasiado la mochila, otras hasta las zapatillas. Incluso podrían sentir dolor y ganas de abandonar. También recibirán y darán ayuda, ánimo y apoyo, compartirán y cooperarán.

Todo esto es el reflejo del caminar por la vida, si ésta es vivida con sentido.

viernes, 6 de agosto de 2010

Tu actitud ante la vida

 
Comparto con vosotros el texto publicado por Marian Benedit en vidapositiva.com

El problema no está, en si la vida es fácil o difícil, sino en cómo reaccionamos ante los obstáculos.

Si un día se te cierra una puerta, la solución no es romperte la cabeza dando contra ella, sino preguntarte si no habrá, al lado de ella o en la misma dirección, alguna otra puerta por la que puedas pasar.

En la vida tienes que aceptar a veces salidas de emergencia, aunque te obliguen a dar un pequeño rodeo. Procura, al mismo tiempo, tener siempre encendidas tres o cuatro ilusiones; así, si te apagan una, aún tendrás otras de las que seguir viviendo. Distingue siempre entre tus ideales y las formas de realizarlos.

Aquellos son intocables, estas no. Si alguien pone obstáculos a tu ideal, pregúntate si se opone de veras a tu ideal o a la forma en que estás realizándolo. Y no veas problema en cambiar de forma de buscarlo, siempre en cuanto sigas buscando el mismo ideal. Aprende en la vida a ser persistente y tenaz, pero no confundas la tenacidad con la cabeza dura.

No cedas ni en tus ideas ni en tus convicciones, pero no olvides que una verdad puede decirse de mil maneras y que no siempre vale la pena sufrir por ciertos modos de expresión. Y cuando llegue una ola que sea más fuerte que tú, agáchate, déjala pasar, espera.... y luego, sigue nadando. Intenta convertirte en lo mejor que puedes ser. Muchos tienen miedo de lograr su potencial porque temen encontrarse con una puerta cerrada. Esto no es una actitud correcta.

Debes desarrollarte a ti mismo lo mejor posible. Aún la persona más pequeña tiene el potencial más grande si utiliza todo lo que está dentro de ella. Hoy podríamos preguntarnos cuál es nuestra actitud ante la vida. Quizás es el momento de empezar a modificar todo aquello que no nos permite avanzar o que pone freno a nuestras ilusiones.

A veces somos tercos y ni siquiera intentamos cambiar un poco y al pasar los años, cuando ya estamos cerca del final mirando hacia atrás nos decimos: - Si hubiera hecho.... Si en aquel momento.... Si se me hubiera ocurrido....

Nuestra actitud ante la vida es la que encierra la respuesta a muchos de nuestros interrogantes, solo que a veces no vemos nada, o creemos ser fantásticos y preferimos convencernos y culpar al entorno de todo cuanto nos sucede. Todos vivimos inmersos en nuestro entorno y en nuestra circunstancia.... Entorno y circunstancia que la mayoría de las veces son difíciles o imposibles de modificar, de modo que, en cierta medida, somos un poco esclavos de ellos.

Pero lo que si podemos modificar es nuestra actitud ante esos factores.... Podemos dejar que nos abatan y nos dominen.... O podemos triunfar ante ellos.

Esos que triunfan, esos que pese a todo lo que se les pone a su paso, logran beber la vida como viene, sin tribulaciones, esos que logran atrapar entre sus manos lo que verdaderamente tiene sentido y dejan de lado todo lo superfluo, esos habrán dado con la clave.... Y serán los poseedores de la felicidad.