domingo, 2 de octubre de 2016

El proyector de tu vida eres tú

El mundo que te rodea es la proyección de tu interior. Las personas con las que te relacionas  no hacen más que sostener el espejo en el que te reflejas. Aquello que sientes hacia el otro, tiene relación contigo.

Inconscientemente atraes y repites situaciones para tener la oportunidad de elegir de nuevo desde el Amor ya que anteriormente lo hiciste desde el miedo. Si revives la situación otra vez desde el miedo, no pasa nada, cuando corresponda te volverás a dar otra nueva oportunidad.

Intentas inútilmente cambiar la película de tu vida directamente en la pantalla de fuera en la que la proyectas, cuando es imposible, ya que no es más que un reflejo de ti. En cambio, si vas a tu interior, al proyector, y empiezas con el proceso de transformación al ir eliminando las barreras que le has puesto al Amor, cambiarás la película de tu vida que proyectas y en consecuencia atraerás situaciones y personas que irán en consonancia con tu nuevo estado.

La clave está en practicar el perdón verdadero asumiendo que el problema no está fuera, sino dentro de ti. Y es debido a las toneladas de culpa inconsciente que tienes en tu interior que te hacen revivir situaciones una y otra vez.

Hacer este cambio de percepción tu solo es muy difícil al ser muy doloroso, es por eso que necesitas ayuda. Entrega la situación a tu Ser superior, a la Fuente, para que te ayude a ver las cosas de otra manera, desde los ojos del Amor, y así disolverás esa parte de culpa inconsciente que tanto te angustiaba interiormente y te quedarás en paz.

Tú eliges no sufrir más.

1 comentario: