sábado, 23 de enero de 2010

No te preocupes, no pasa nada

Comparto con vosotros un texto que he escrito

Nuestras vidas están llenas de miedos e incertidumbre que nos bloquean, nos impiden dormir y desarrollarnos como personas. Los miedos no son más que una proyección de la imaginación ante todo lo malo que podría ocurrir en el futuro.

¿Y si enfermo...? ¿Y si me despiden...? ¿Y si sufro un desengaño con la persona que más quiero...? Sólo son imaginaciones de nuestra mente, que proyecta lúgubres escenarios futuros que podrían ocurrir. Los miedos surgen por nuestra falta de confianza. Sin confianza, la mente puede bloquearnos o hacernos enfermar.

Confiar no es más que poner nuestra vida en manos del Destino. Es tener esperanza, sentir que lo que nos vaya a ocurrir será lo mejor que nos puede pasar, sea lo que sea. Mi frase favorita es 'No te preocupes, no pasa nada'. Todo se dará cuando corresponda, siempre que actuemos con claridad de conciencia.

La confianza nos pone en sintonía con la Vida. En la vida, que es misterio, sobre todo hay consecuencias. La falta de claridad y el miedo indican una actitud ante la vida. La confianza nos muestra un camino diferente. La mente puede contemplar el futuro con temor o con confianza, y el pensamiento, convertido en acción y consecuencia, nos llevará por distintos caminos según qué rumbo tomemos.

La Vida no es un sinsentido, y todo está conectado en ella. Dime, ¿cuál es tu mayor temor? ¿la muerte? No te preocupes, no pasa nada. Has de aceptar con esperanza que a todos nos ha de llegar nuestra hora. La muerte no es más que un cambio de estado. Nos separamos de nuestro cuerpo, una estructura orgánica que envejece y enferma, para liberar nuestra alma, que es nuestra esencia, hacia el Amor. Los que se han ido, están aquí y ahora contigo. Sólo tienes que pensar en ellos para que te acompañen, al igual que tu alma acompañará a los que se queden en este mundo, a menudo egoísta.

Para la otra vida, nada material nos vamos a llevar, ni siquiera las riquezas o proyectos que hemos construido de la nada con nuestro esfuerzo y dedicación. Sólo nos llevaremos el amor que hayamos sido capaces de dar y recibir. Amor que nos acompañará eternamente.

¿Te da miedo perder tu trabajo? No te preocupes, no pasa nada. Si así ha de ocurrir, será por un bien mayor. La Providencia juega al ajedrez y tiene su propia estrategia, que muchas veces es a varias jugadas vista. Las pérdidas generan cambios, los cambios, oportunidades, y las oportunidades, ganancias, pero sólo si se comprenden y se saben aprovechar. Seguro que te surgirá otra mejor oportunidad que tanto te mereces.

¿Te da miedo perder a la persona que más quieres? No te preocupes, no pasa nada. Si se aleja de ti, es porque no era digna de tu amor. No debes amarrar el amor, ya que en este mundo, todo, absolutamente todo, es temporal. Lo que intentamos asegurar, lo perdemos. Es mejor no esperar nada y aceptar lo que nos viene.

Me gusta comparar nuestra vida como una travesía. Podemos remar contra corriente y agotarnos, pero al final la Vida nos llevará por donde nos corresponde.

También podemos remar con todas nuestras fuerzas pero no disfrutamos de todo aquello que nos muestra la travesía y que realmente vale la pena. La mejor opción consiste en seguir la corriente de la Vida, disfrutar al máximo del momento actual, y tener la confianza de que no andamos solos en el camino. Confiar es la clave para conseguir destellos de felicidad, porque la felicidad plena es absolutamente imposible de alcanzar en esta vida, ya que somos seres limitados.

No te preocupes, no pasa nada. Cuesta el mismo esfuerzo imaginar las peores posibilidades que las mejores. Deja que la claridad y la confianza se instalen en tu mente y en tu conciencia. Escucha la canción de la Vida y déjate llevar por ella, para que la luz de tu pensamiento llegue a transformarse en feliz consecuencia.

Aprende a confiar.

60 comentarios:

  1. Muy interesante el enfoque. Particularmente creo que al miedo hay que darle caña. Todo es una actitud personal, igual que caemos en ello podemos salir solo modificando nuestro enfoque, nuestro horizonte y nuestro proactividad...
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Esteban, muchas gracias por tu comentario.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuel, muchas gracias por compartir tu experiencia. El "enemigo" del Amor no es el odio sino el miedo; el miedo impide que fluya el Amor. El miedo genera agresividad y violencia, el que tiene miedo construye muros. Desmontemos los muros que nos separan y aprovechemos sus mismas piedras para construir puentes que unen. Es mejor ser puente que muro.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, es la única forma de VIVIR.

    ResponderEliminar
  5. Observo que necesitamos desarrollar un tipo de coraje y valentía que nos permita afrontar problemas y pesadumbres con la absoluta convicción de que sin lugar a dudas alcanzaremos la victoria.

    Gracias Esteban

    ResponderEliminar
  6. muy lindo el post, solo que es dificil en algunos casos llevarlo a la practica, ya que parece que vivimos con miedo,miedo a todo a la inseguridad y a la muerte, pero sobre todo miedo a nosotros mismos, nos paralizamos y de esa manera no vivimos el dia a dia, vivimos obsesionados con el futuro y algunos aferrados al pasado y no se disfruta de este dia a dia. creo que en algunos casos los miedos deben ser tratados por profesionales, ya que el miedo puede provenir de varios factores traumaticos.
    pero me parecio un buen mensaje de esperanza, adelante!

    ResponderEliminar
  7. Hola Manuel,

    Me pareció muy interesante y aleccionador tú artículo. Creo que el miedo es algo natural que nos ayuda a preservar nuestra especie, pero el miedo no conoce de lógica, por tanto este es uno que es influido en gran medida por nuestra imaginación y no por la información que obtenemos de nuestras experiencias y conocimientos. Sin embargo, el valor no puede ser reconocido si no experimentamos el miedo. Es por esto que la confianza se adquiere cuando demostramos valor y arrojo de lo contrario nos paralizamos y dejamos de actuar.

    Como bien tú mencionas, los resultados que puedan tener nuestras acciones o situaciones en nuestras vidas siempre cargarán con algo positivo y el ser feliz o no serlo dependerá de la actitud que tomemos y de cómo reaccionemos ante los resultados de las mismas. Y como bien tú dices, “no pasa nada” no pasa nada si mantenemos una conciencia de que la vida es un cúmulo de experiencias vividas que tendrán como único propósito el crearnos seres cada vez más fuertes, capaces, auto suficientes y felices….

    Arnold,

    ResponderEliminar
  8. Excelente Manuel, me hiciste reafirmar el por qué estamos en este mundo.

    Saludos,

    Titi

    ResponderEliminar
  9. Considero que es vital tener fe en uno mismo, en nuestro potencial, para poder tener confianza y seguridad en quien somos, podremos entonces luchar con coraje inquebrantable y ser victoriosos.

    ResponderEliminar
  10. Muy acertado, aunque se pueden sacar matices de todo. El mensaje principal es importante: confiar. Pero sobre todo, autoconfianza. Si no tienes confianza en ti mismo, no te quieres a ti mismo, menos aún podrás ejercer esa confianza y ese amor fuera de ti.

    Ya lo dijo Jesucristo: "No os preocupéis del mañana, pues cada día trae su devenir".

    ResponderEliminar
  11. Manuel, tus pensamientos son un adecuado shot de motivación e invita a volver a creer en uno mismo!

    ResponderEliminar
  12. Preocuparse no tiene mucho sentido, siempre es mejor "ocuparse", así que, deja la "pre" y pasa a la acción.
    Me ha gustado mucho tu post. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Interesante, el miedo es uno de los 5 grandes pilares del sufrimiento.
    Jorge

    ResponderEliminar
  14. (...)Conocí la esperanza y el temor, esos dos rostros del incierto futuro(...)Jorge Luis Borges

    ResponderEliminar
  15. Yo no cai en estos pensamientos hasta que no tuve a mis hijos, la verdad es que nunca habia pensado en la muerte, ni en la perdida de mi empleo, ni en nada negativo hasta que el exceso de responsabilidad que es traer un par de niños al mundo y pretender darles, como minimo, lo que nuestros padres nos ofrecieron.
    A partir de ese dia tuve pensamientos negativos, que con lecturas como tu texto, y darte cuenta de que poco puedes hacer por controlar algunas cosas de nuestra vida, me ayudaron a disiparlas y ahora vivo mucho mejor, sin miedo al futuro para vivir tranquilo y disfrutar del dia a dia!!!
    Gracias por tus palabras, seguro que ayudaran a todo el que las lea.
    Un abrazo.
    Pedro.

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel y demás visitantes:
    Toca el tema del temor es algo que a todos en algún momento nos llega. Lo mismo que las preocupaciones. Pero es algo que se puede trabajar en nosotros mismos y aprender a vivirlo de una manera sana. Porque el temor nos protege si lo vivimos bien, nos ayuda en nuestro instinto de supervivencia. Aprender a confiar en uno mismo es una de las claves. Nosotros somos más capaces de lo que imaginamos. Nosotros tenemos el poder. Para lo bueno y para lo malo. Y estoy segura que aquí es donde muchos discreparán conmigo. Pero así lo creo. Creo en la semejanza con la que estamos hecho a Dios. Y es en el poder de crear. No comparto eso de que no podemos cambiar el destino, pero lo respeto. Nosotros diseñamos nuestro destino, lo bueno y lo malo.
    La vida es corta aunque a veces nos parezca eterna. Sobre todo cuando somos niños, jóvenes y navegamos malos momentos. Considero que lo ideal es tomar las riendas de nuestra vida de forma consciente y elegir que queremos vivir. Y descartar lo que no nos nutre, lo que nos desgasta. Pre-ocuparnos, disfrutar del amor en todas sus caras y aprender de todo. Todos somos parte de todos, de la esencia de la Vida. Nadie es imprescindible y todos somos muy importantes. Todo se termina resolviendo. Todo se termina olvidando. Menos el amor.
    Gracias por invitarme a tu espacio.
    Un abrazo,
    Barbara

    ResponderEliminar
  17. En mi vida he descubierto y su aplicación siempre ha sido cierta que:

    El miedo nunca es buen motivo para hacer algo o para dejar de hacerlo.

    Camina a la casa donde habitan tus miedos. Cuantro entres en ella a menudo encontrarás, que se encuentra vacía.

    Siempre hay que afrontar el miedo y siempre hay que ser prudente.

    ResponderEliminar
  18. Hola Manuel:
    Enhorabuena por este magnífico texto.

    Me ha gustado tanto que te voy a seguir a partir de ahora.

    Un cordial Saludo

    Paco Puente

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias Paco.

    Me alegro que te guste.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  20. Hola Manuel y demás compañeros.
    Me gusta tu reflexión sobre el miedo, y los comentarios que aquí encuentro.
    Daré mi punto de vista sobre ello. Es cierto que el miedo, el terror, las fobias nos limitan.Yo diferenciaría entre miedo o preocupaciones a cosas ficticias o que aún no han ocurrido y miedos a sucesos reales.
    Preocuparte por temas que no han sucedido aún, como comentas es "perder el tiempo". Nos generan una estado inútil de agobio, alerta y extres que no llevan a ningún lado... O quizás si que debido a tus emociones tan matizadas por el miedo, tomes decisiones equivocadas o aceleradas por el estado de agobio en el qeu tu solo te has metido, autocumpliendose la profecía.
    Conozco personas que les encanta vivir en esa continua preocupación. Algunos dicen que es su motor de vida, que sino, no avanzan. Desde mi punto de vista es una manera de avanzar algo tortuosa la verdad.
    Es cierto que tener algo de temor nos hace ser prudentes y quizás esto nos "avala" de alguna manera las decisiones que tomamos. Tampoco estoy seguro...
    Otro cantar a tratar de manera distinta son los miedos a cosas reales. Personas que tienen fobias, como miedo a las alturas, a los aviones, a los bichos... Son miedo a cosas tangibles con las que de alguna manera tenemos contacto diario. Supongo que estos miedos no entran dentro de lo que tu comentas, ya que son algo irracionables, y nos deberíamos trasladar a momentos puntuales o acontecimientos de esas personas para saber el porqué.
    Lo peor de todo es que el miedo es algo, como todos sabemos, por las reflexiones que aquí leo, que no nos beneficia en nada. Sin embargo lo practicamos continuamente, no se si forma parte ya de nuestro subconsciente, debido a la educación que hemos recibido, creo que los tiros van más por ahi.
    Si te educan con expresiones como "esto no podrás hacerlo", "si tomas esa decisión te costará mucho trabajo" "aunque estés mal no tomes esa decisión aguanta" son frases que sentencián tu autoestima y que provienen de personas con una experiencia de vida algo "traumática" o no muy positiva. Supongoque repetidas a lo largo de la infancia crean en ti una pauta de comportamiento y una continua preocupación, o continua duda y temor.
    Supongo que la experiencia de vida compartida de padres a hijos hace es una de las razónes de que unas personas sean de una determinada manera y otras persona de otra, hablando en terminos de miedo y temores.
    Estoy seguro que si nuestros padres o educadores nos hubieran dicho que todo es posible y fueras tu mismo el que tiene tu propia experiencia de vida y no un camino casi calcado al de tus padres otro gallo nos cantaría.
    Gracias por estas reflexiones me gustan, :)

    ResponderEliminar
  21. Totalmente cierto Manuel. Los humanos nos caracterizamos por tener miedos, a menudo basados en especulaciones de situaciones que podrían ocurrir. Hay que aprender de la psicología positiva y tener presente que aquellos que triunfan son los que piensan en positivo.

    ResponderEliminar
  22. Genial... con tu permiso espero no te moleste le pondría esta BSO.

    http://www.youtube.com/watch?v=Oa0bN_0I4Sc

    Sigue escuchando a tu corazón.

    ResponderEliminar
  23. Hola Manuel:

    Emocionante reflexión, verdades como puños.

    Un fuerte abrazo para todos.

    Julián

    ResponderEliminar
  24. Manuel, excelente reflexion. En el tema de vivir en el ahora, tengo varios favoritos, entre otros, Eckhart Tolle. Si aun no lo has leido, te recomiendo El Poder del Ahora. Para mi, los principales miedos tiene su origen en el pasado de cada uno y la incertidumbre domina el futuro. Por eso, tienes razon, vive en el ahora. La sincronicidad hará el resto. No pasa nada.....Un abrazo, Jorge

    ResponderEliminar
  25. Hola Manuel, he leído atentamente tu escrito, hay experiencia vital en él. Trabajo con grupos de crecimiento personal a los que enseño cómo vencer los miedos, que son el primer enemigo del hombre.

    Un día de estos hablaremos de cuales son los 4 enemigos del hombre ;)

    Tengo una pequeña puntualización sobre un único párrafo que me ha sorprendido un pelín:
    "¿Te da miedo perder a la persona que más quieres? No te preocupes, no pasa nada. Si se aleja de ti, es porque no era digna de tu amor."

    No creo que haya alguien que no sea digno de tu amor... al contrario todos los seres son dignos de tu amor, porque son seres capaces de recibirlo y darlo a la vez.

    La gente entra y sale de las vidas de unos y otros, él amor no es algo nuestro, el AMOR es, y nosotros lo sentimos y lo ntregamos y también lo recibimos, pero... ay de aquel que pretende recibir algo a cambio cuando lo entrega; la frustración y el miedo se apoderarán de él irremediablamente a través de los celos, que no son más que los síntomas de la inseguridad personal que hace que poseamos a las personas y que no admitamos la pérdida porque creemos que no somos nada sin "el otro", o porque nos sentimos ofendidos por no haber permanecido a nuestro lado o entregarnos lo que deseamos.

    Así pues te querría dar mucho amor, porque no me perteneces y a pesar de ello te amo en lo poco que te conozco.

    Estamos en un estado permanente de amor, quien se cruza en nuestros campo con la misma frecuencia sintoniza y compartimos ese amor, que no es de nadie. Si alguno de los dos toma otra dirección... como tu bien dices "no pasa nada" porque el amor está en mi y puedo entregarlo infinitamente a cuantas personas estén dispuestas a recibirlo.

    Cada vez que nos cruzamos con alguien es para compartir algo, bidireccionalmente o unidireccionalmente, eso es lo que hemos venido a hacer, a "aprehender", no solamente a aprender, para que la información se convierta en conocimiento que compartiremos con el resto de seres, ya que el poseer el conocimiento, al igual que el amor, no sirve para nada. La cuestión es no romper las cadenas de entrega constante a los demás de lo que emana de nosotros.

    Un abrazo grande
    Muacks

    ResponderEliminar
  26. Hola Manuel, interesante y profundo tu post. En mi opinión, la clave está en " No te preocupes, no pasa nada". Recuerdo que esa frase se le decía a mi hija, cuando se hacía daño, para que se le olvidara. Cuando maduramos tenemos un gran miedo al cambio, al futuro y a "que pasara cuando", fruto de nuestra inseguridad. Nos cuesta trabajo tener esa perspectiva temporal de las cosas. Creo que sin perder la perspectia de quienes somos debemos de mirar al futuro con optimismo y si, como es mi caso, eres creyente, cuando hablas de Providencia, tienes algo llamado fé, en lo que creer.

    ResponderEliminar
  27. Hola Manuel,estoy contigo creo que es una visión acertada de nuestras actitudes frente a los compromisos que nos presenta la vida , en todos los sentidos. A muchos los paraliza el miedo a todo lo que represente un riesgo,muchas veces el miedo te saca de tu eje y no te deja ver la realidad y como uno actua frente a ella, pero bueno eso representa creo yo un trabajo personal y permanente de crecer frente a las dificultades, no estan facil a cierta edad cambiar estructuras enquistada en uno. Solo con actitud y ganas de modificar algo, creo que uno se pierde de mucho teniendo miedo.Hay que vivir. Saludos Ana

    ResponderEliminar
  28. Quiero compartir esta video en inglés
    http://www.youtube.com/watch?v=aA4HwFHiYyA&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  29. Me gusta el enfoque con el que abordas el tema, Manuel. Gracias por compartirlo. Estemos en contacto. Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Es necesario enterrar los miedos para ser libres ...

    ResponderEliminar
  31. Manuel, enhorabuena por tus reflexiones...

    ResponderEliminar
  32. Muy interesante, como decia einstein, puedes no creer en Dios ¿pero crees en ti mismo? La confianza es el valor necesario

    un saludo

    ResponderEliminar
  33. Totalmente de acuerdo, Manuel, y también de acuerdo con algunos de los comentarios. Podemos tener las ideas claras respecto a que hay que tener confianza sobre todo en los golpes que provocan cambios en nuestras vidas. Yo tengo una frase: "Deja que fluya". Pero en ocasiones cuesta tanto y es tan facil dejarse vencer, que es cuando te das cuenta que tu mayor enemigo eres tu mismo

    ResponderEliminar
  34. José Alberto Pérez Ojeda10 de noviembre de 2011, 23:14

    La verdad es que cuando lo leí no tuve tiempo de escribirte ninguna impresión. Esta mañana necesitaba antes de ponerme en marcha leer algo como esto tuyo para olvidar todos los malos pensamientos y miedos que he traido al despacho.
    Gracias por tu sabiduria. "Jesus", es decir, el amor, nuestra única ley.

    ResponderEliminar
  35. Acabo de leer detenidamente tu texto, me ha encantado, de verdad que es fantástico. Sinceramente el gesto de mi cara ha ido cambiando mientras leía, en momentos sonreía, en otros afirmaba, en otros me detenía pensando en aquellas personas que como tú dices ya no están pero siguen estando si queremos.
    Me ha gustado, me ha gustado mucho, en ciertos momentos sentía que quien había escrito el texto podía ser yo, me he visto muy identificada en tus palabras, dices cosas que yo también digo, sencillamente porque yo también creo.
    Estoy contigo en todo, en el tema laboral, en el tema del amor, en el del destino, en los miedos...
    Pero en este momento de mi vida, en el que como bien sabes me encuentro en búsqueda de empleo, lo que más comparto contigo es que sí, que el empleo es muy importante, para mi es vital, necesito estar en activo siempre, pero, cuando tenga que llegar, llegará, y seguro que si aún no me ha llegado es porque el puesto adecuado está por venir. Pero más importante que un puesto, una gran fortuna o una gran empresa, es saber apreciar todo lo que nos da la vida, detenernos en valorar lo que nos hacen sentir las relaciones que establecemos con nuestros seres queridos. Una opinión similar la escribí no hace mucho en algún debate de Linkedin, para mí, siempre ha sido lo más importante de mi vida cuidar a los que quiero, contar con ellos y que ellos cuenten conmigo. Eso, para mi es el mayor regalo de la vida, y como sinceramente, por suerte soy de aquellas personas que pueden considerarse realmente afortunadas de contar con muchas personas que me quieren y a las que quiero, sigo adelante, porque como bien has dicho, eso es lo que nos llevamos con nosotros una vez ya no estamos aquí, no nos llevamos las empresas, ni el dinero ni nada similar, lo que nos llevamos son los recuerdos que tenemos y que suelen estar vinculados a seres queridos.
    En estos momentos, y me aventuraría a decir que en todos, hay que tener optimismo, personalmente trato de levantarme cada día y sonreír mientras me tomo mi zumo de naranja natural, porque en verdad, aún no he dado con el puesto de trabajo que me gustaría, pero... soy tan afortunada de tener otras muchas cosas que hay gente que no tiene, que no me queda otra que sonreír y seguir hacia delante, y ser optimista, y tener ilusiones, y reír, y llorar también si es necesario. Hay que aceptar las cosas, eso es esencial, no podemos retroceder, hay que aceptar la realidad y seguir adelante. ¿Te sientes mal? Tranquil@, no pasa nada, todo pasará y vendrán tiempos mejores, mientras tanto, detente a valorar todo lo que tienes, a veces no lo valoramos como deberíamos y estoy segura que eso te dará fuerzas.
    Bien, por suerte para todos me voy a pasar una tarde con niños refugiados que me necesitan mucho y yo también a ellos y os dejo ya.
    Un abrazo,
    Mireia.

    ResponderEliminar
  36. Mireia, muchas gracias por tu comentario.
    Creo que te puedes considerar una persona muy, pero que muy afortunada, a pesar de estar pasando por un momento difícil en tu vida laboral, ya que no has perdido tu norte. Sabes que muchas personas te quieren y tú las quieres. Esto es lo más importante. El amor que estas dando y recibiendo. Te felicito porque escribes desde el corazón. Además veo que eres una persona bondadosa al entregar parte de tu tiempo en acción social, al estar con niños refugiados. Ten por seguro que por la Ley Espiritual de Acción y Reacción, todo aquello que hagas te volverá, cuando te corresponda. Tu entrega incondicional a los demás se verá recompensada cuando más lo necesites. Confianza es la clave para encontrar el sentido de la Vida. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  37. Manuel ¿ Cuantos años ? Me alegra leer tu articulo que va en la linea de mus pensamientos y de las ultimas lecturas de refuerzo, ya que vivir la vida con ese planteamiento no es sencillo y requiere entrenamiento. Sobre todo evitar las malignas preocupaciones que quizá dresde la infancia nos han perseguido.
    Pero con las preocupaciones no encontramos alternativas, hacemos constantemente ensayos mentales de lo que podría salir mal, nos anticipamos a los riesgos como un vigilante perpetuo, lo usamos como una medicina contra desastre o infelicidad.
    Pero con la preocupación no se demuestra interés, sino este innecesario y ansiedad dañina.

    El amor como alternativa es básico, pero mentalmente me ha ayudado mucho ocuparme de los problemas en lugar de preocuparme por ellos. Convertir todo en un juego, siguiendo un plan de acción definido, y si todo sale bien fenomenal sino lo lamentó pero no he podido evítarlo....así pues gamificamos los problemas.

    ResponderEliminar
  38. Manuel te agradezco esta oportunidad que me has dado de compartir tus pensamientos y los de tus seguidores, son muy interesantes y los comparto al 100%.
    Mi lema en la vida: "Lo que sucede, conviene", ya sea bueno o malo, pues nos ayuda a crecer ante la adversidad a hacernos más fuertes, y lo bueno, pues ya se sabe, cuanto más azúcar más dulce.
    Gracias a tod@s por compartir un poquito de vosotros mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, muchas gracias por tu comentario. Yo tambien veo la vida como tú y creo que todo aquello que nos ocurre, es lo mejor que nos puede pasar, aunque en el momento no podamos comprenderlo. Un abrazote.

      Eliminar
  39. Me ha gustado mucho, totalmente de acuerdo con mi manera de pensar, si bien algunas veces y aún creyendo que es la mejor opción de vida, reconozco que me cuesta aplicar el ' no te preocupes, no pasa nada', pero continúo creyendo que es la mejor forma de disfrutar de cada momento y cada día.
    Muchas gracias Manuel,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado mi reflexión. Estoy contigo que no resulta fácil, ni sencillo aplicar el ' no te preocupes, no pasa nada'. Todo es ponerse, poco a poco. Puedes empezar aceptando con esperanza todo aquello que te ocurre. Lo importante es fluir. Permite que la Vida te conduzca. Por más que nos obsesionamos en planificar nuestra existencia, lo más normal, es que las cosas salgan de otra manera. Con el tiempo, tal vez podremos darnos cuenta, que eso era lo mejor que nos podía ocurrir. Un abrazote.

      Eliminar
  40. "No pasa nada" es algo que repite mucho mi maestro de Chi-Kung, es una persona sabia, que nos enseña a no pensar tanto y a guiarnos por el sentir. Los pensamintos nos pierden, nos separan y nos lian para llevarnos por caminos casi siempre tortuosos y complicados, la vida es más sencilla.
    Gracias por tus pensamientos, realmente la mejor manera de avanzar por la vida, es restar importancia a los sucesos y ver desde dentro que todo es impermanente... la felcidad creo que radica en eso. Estar bien por dentro y lo que pase fuera "no pasa nada".
    Rosa Beaumont

    ResponderEliminar
  41. Rosa, muchas gracias por tu comentario. Si te guías por el sentir, que es lo que te sugiere tu corazón, no te equivocarás. Efectivamente la felicidad consiste en aceptar con esperanza lo que nos ocurre tomando una actitud positiva ante la vida. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  42. José Antonio Gordillo Martorell24 de agosto de 2012, 12:10

    Querido Manuel:

    Simplemente unas sentidas palabras de agradecimiento por un texto tan iluminador y liberador como el que has elaborado. Son un faro en la noche de la tiranía del miedo de la época en la que vivimos. Espero y deseo que podamos conocernos personalmente algún día. Conocerte ha sido una autentica revelación.

    Un fuerte abrazo y de nuevo gracias.

    José Antonio

    ResponderEliminar
  43. José Antonio, muchas gracias por tu comentario. Para mi será un placer conocerte personalmente. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  44. Gracias por compartir tu reflexión Manuel, evidentemente el miedo no ayuda a solucionar problemas si no mas bien nos bloquea y nos crea mas.
    Reconocer nuestros miedos es ya por si un modo de comenzar a cambiar.

    ResponderEliminar
  45. José Antonio Matamoros Moreno28 de diciembre de 2012, 14:28

    Hola Manuel,

    Muchas gracias por compartir tu reflexión.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, y siempre he pensado que las cosas ocurren porque tienen que ocurrir y que todo está predestinado, y ciertos cambios que piensas que son malos en tu vida pueden significar todo lo contrario.
    Pero también es verdad, y lo reconozco plenamente, que esa falta de confianza que he tenido en numerosas ocasiones me ha supuesto y me supone una serie de obstáculos al devenir lógico de las cosas del que tú hablas, y que se tiene que producir igualmente en tu vida sí o sí.
    Por tanto mantener la confianza en todo momento es la clave del éxito en todas las facetas de la vida, o por lo menos te ayuda a llevar mejor esa travesía a través del tiempo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, muchas gracias por tu comentario. Cuando confias empiezas a encontrar el sentido a esta vida.

      Eliminar
  46. Excelente reflexión Manuel. Es un enfoque muy positivo y muy efectivo. Me ha gustado tanto que lo comparto, como no, con mis allegados. Un abrazo y nos vemos en el curso de Acompañamiento afectivo, tras la charla de *La Soledad en las personas mayores* me he hecho voluntaria.
    María José

    ResponderEliminar
  47. Gracias Manuel por estas líneas tan sencillas y a la vez profundas. No te preocupes, no pasa nada. Excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, muchas gracias por tu comentario. Un abrazote.

      Eliminar
  48. Estoy de acuerdo con el fondo de lo que escribes Manuel, aunque desde mi punto de vista tiene que ver con el tema de estar tranquilo con uno mismo, a fin de enfocar tus aspiraciones y deseos y proyectarlos en tu vida. Consiste en "eliminar el ruido", todo aquello que no te hace tener la suficiente paz y tranquilidad para acometer tus objetivos y que nubla tu capacidad de darte cuenta de lo que vale la pena. La frase "No te preocupes, no pasa nada" me encanta y creo como tu en que es aplicable siempre.

    Gracias por la reflexión que compartes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente, muchas gracias a ti por tu comentario.

      Eliminar
  49. Es una buena reflexión, la vida pone las cosas en su sitio, sólo es cuestión de tiempo y paciencia. Al final todo vuelve a su cauce, la vida noes para vivirla sino para saberla vivir. Un saludo Luis Alfonso Gómez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, si tenemos paciencia damos la oportunidad que ocurran las cosas cuando corresponden.

      Eliminar
  50. Es verdad el miedo bloquea y como se dice en psicología ni se puede adivinar el futuro..., las cosas vendrán como tenagn que venir y no por mucho más pensar, calentarse o sufrir se pueden saber cosas...
    Lo que particularmente pienso es que no hay que obsesionarse por lo que vendrá pero si hay que trabajar día a día para lograrse un futuro y un porvenir y eso se hace llevando una vida equilibrada, no viviendo por encima de tus posibilidades etc..., y luego hay que dejar que el destino y futuro haga lo que estime...
    gracias por compartir esta reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nacho, muchas gracias a ti por tu comentario.

      Eliminar
  51. Gracias por los ánimos :)

    ResponderEliminar
  52. La vida es como un tren de largo recorrido en el que viajamos todos, unos ya llegaron a su destino y nosotros continuamos nuestro viaje. Se que al final todos llegamos a encontrarnos en el punto sin retorno dondo todos nuestros temores se fundirán en amor puro. Es la dimensión Z donde convergen las línesa paralelas, allí seremos libres al fin.

    ResponderEliminar